lunes, 28 de febrero de 2011

Desarrollo de 'Fading Suns' 3ª: Ambientación (I)


Una de las disyuntivas a las que se enfrentaron los desarrolladores de la tercera edición fue la concreción del marco temporal en el que tendría lugar el juego. Habida cuenta de que la primera edición se situaba en el 4999 y la segunda en el 5000, cabía la posibilidad de concebir la tercera como un reinicio o como una continuidad en esta evolución temporal. Si una cosa tenían clara era que Fading Suns es una ambientación viva y dinámica, así que la decisión se decantó fácilmente hacia mantener el marco evolutivo. Así pues, Fading Suns 3 arrancará en el 5010.

Para que haya evolución, tiene que haber cambio, pero antes tenían que dejar claro qué cosas se quedaban como antes. El emperador Alexius sigue en el poder y soltero; el Patriarca no ha lanzado aún una cruzada contra el Califato y los simbiontes aún permanecen contenidos en Estigma.

Pero el Imperio del Fénix ha sufrido cambios. La red de puertas de salto se va extendiendo poco a poco, Alexius cimenta su poder en una nueva dinastía y los juegos políticos siguen su curso en las cortes. Había que asentar los vectores argumentales esenciales de ediciones previas para dar lugar a nuevas opciones y alternativas que los jugadores puedan explorar.

La casa Hawkwood cada vez está más distante del emperador, y su hermano ha emprendido una política de rearme para hacer frente a la amenaza bárbara. Muchos son los que creen que esto no es más que una excusa para justificar la escalada militar de la casa, y que Alverax alberga la ambición de hacerse con el trono imperial, a pesar de estar ocupado por su propio hermano.

Los al-Malik no se fían de la repentina tranquilidad que se ha impuesto en Estigma, al tiempo que el planeta vive una primavera de todo tipo de formas de vida. Los simbiontes parecen haber desaparecido sin dejar rastro y sus sutiles agentes adoptan cualquier forma.

Los Li Halan luchan bajo la amenaza de secesión mientras príncipe Flavious abdica en favor de su hijo adoptivo Akira. En la trastienda del poder se susurran acuerdos al tiempo que el nuevo príncipe pugna por hacer prevalecer su voluntad. A ojos foráneos, la casa aparece cerrar filas, pero los de dentro saben que las antiguas alianzas se ponen a prueba, a veces hasta el punto de resquebrajarlas.

La casa Decados se lame las heridas tras las pérdidas de Iver y Grial, con el amargo sabor que deja la traición de las casas menores aliadas. La de la mantis es una casa de argucias, y, por cada oportunidad perdida surgen cien nuevas intrigas. La casa conspira para colocar a un de los suyos en el trono del Patriarca, aunque el padre de la Iglesia Universal se encuentre en su lecho de muerte.

Los Hazat zozobran al borde de la ruina debido a sus esfuerzos bélicos contra el Califato (así como las guerras del emperador), aunque han encontrado un salvavidas en el vasallaje de sus antiguos señores, la casa Chauki, y la adquisición del mundo de Iver. Pero ni el emperador, ni la Iglesia Universal les han prestado apoyo en su guerra contra los herejes kurganos.

Con la inminente muerte del Patriarca, la Iglesia Universal se ha encerrado en sí misma, preocupada por la sucesión. Los candidatos lidian ahora contra sus rivales en una puja por el reconocimiento del Colegio Ético. Algunos buscan el mecenazgo de la nobleza en su intento de conquistar el pináculo de la Iglesia, mientra que otros tratan de engatusar a sus propios colegas (así como, según se dice, instancias más oscuras).

La Liga Mercantil sigue maquinando en silencio. La reciente concesión de una nueva patente interestelar propicia el reconocimiento de un sexto gremio interestelar, aunque, para algunos, el asunto no huele nada bien. Se han abierto nuevos mundos a la red de salto, pero muchos de ellos son lugares salvajes y peligrosos que amenazan el fluir del comercio interestelar. Por ahora, el anhelo de una Tercera República no pasa de ser un sueño.

Y, mientras, los soles siguen apagándose y cosas que se escapan al entendimiento(inasequibles al mismo buena parte de ellas) se retuercen después de un largo letargo en las profundidades del vacío.

7 comentarios:

Tremandur dijo...

Me parece estimulante... yo creo que me he quedado en la primera edición, pero ver que han considerado un cambio y una evolución hacia delante me ha agradado mucho.

Además, ahora al estar sumergiéndome en la sociedad feudal de la Edad Media, lo entiendo mucho mejor que la primera vez que lo leí y le veo muuuucho mas jugo!!

Avatar dijo...

Estoy de acuerdo, compañero. Me pasa lo mismo, pasados los años. Al principio, cuando era más jovencillo, los matices de los estamentos medievales se me hacían un poco abstractos. Ahora la cosa cuaja mejor. Estoy deseando que salga, la verdad :)

Tremandur dijo...

Me voy arruinar con lo que está por salir... pero solo por el hecho de tenerlo, merece la pena.
Por cierto, tengo que revisar pero creo tener un archivo con todo el equipo del libro base y su coste en listado... si lo queréis para ponerlo en descarga, lo busco y os lo mando.

Además, aunque ando liado... (bastante) pero me ofrezco para colaborar o ayudar en lo que sea con Fading Suns.

Avatar dijo...

Manda, manda, que es un placer recibir colaboraciones. Eres bienvenido en colaborar como mejor te plazca. Si tienes material, partidas guardadas o lo que sea, puedes mandarlo también por aquí. Y si te topas con alguna noticia, idem de idem ;)

Muchas gracias. ¡A ver si levantamos esto entre todos!

Ragna dijo...

Uhm, Iver en manos Hazat y vasallaje de los Chauki, eso si que ha sido una sorpresa :)

Con el Imperio metiendo la cabeza en el sistema por la base Vau, los decados tan cerca y con un mundo ya en su poder de alta presencia Encarnada hubiera apostado por que fuesen ellos los que se quedasen con el mundo.

De hecho en mi epica la cosa va por ese lado. La embajadora chauki es una protegida de Salandra y los decados empiezan a recibir feudos como pago por su apoyo en la corte imperial...

Aunque eso podria cambiar... con los Hazats financiando a los Martires Parmatian...

En fin, Iver puede dar tanto juego!

Lo que no me ha quedado claro es que ha pasado con Grial... :S

Avatar dijo...

Creo que deberían haberte contratado como consultor de ambientación, Ragna. Tu campaña pinta muy bien ;)

Ragna dijo...

Jaja, no creo, he tenido Fading bastante olvidado en los ultimos años.

Solo ahora estoy comenzando a recordarlo :)

La verdad es que la situación por la que han optado es una de las previsibles siguiendo la cadena de "Cargamento Valioso" si uno de los jugadores es Hazat, y tiene pocos escrúpulos, claro.

En mi caso empecé esa historia directamente por "Mas Cargamento Valioso" y solo el Hazat quería a la Chauki muerta, el resto estaba pagado por los Chauki para llevar a la embajadora a buen puerto :)