martes, 18 de noviembre de 2008

Estación espacial Sulatto

Categoría: Estación espacial
Armador: Casa Hawkwood y Gremio de Prospectores
NT: 5 (4 en la mayoría de componentes actuales)
Eslora: 690m
Manga: 450m
Tripulación: 30
Pasajeros: 100 (máx. 300)
Carga: 56.000 m3
Velocidad -
Saltos -
Suministros: 2 meses
Sensores: Radar 5; IR 5
Armamento: La reputación (trae mal fario atacar a la Sulatto)
Maniobrabilidad: Pequeños propulsores para estabilizar órbitas y hacer aterrizajes suaves.
Blindaje -
Escudos -
Vitalidad -
Precio: Algunos pagarían una fortuna y otros no darían nada


La Sulatto es una estación espacial capaz de depositarse en los asteroides del cinturón del sistema Leminkainen. El propósito de esta estación es la extracción itinerante de minerales en el cinturón de asteroides para evitar el caro transporte de minerales al planeta antes de su refinado.

Fue fundada en 4942 con la colaboración de la casa Hawkwood y los gremios locales de prospectores. El esfuerzo conjunto resultó en un éxito inmediato y en 4944 se inició la expansión de sus actividades. Entonces empezaron las Guerras del Emperador y en ese caos los prospectores empezaron a soñar con ideas de independencia. Sorprendentemente la consiguieron, y sin derramamiento de sangre. Esto se debió a que los prospectores pagaron grandes sumas a los Hawkwood, prometiéndoles que les venderían todo su mineral refinado a buen precio. Esto dejó a la Sulatto en una situación financiera difícil, lo cual de hecho era la intención del barón Marcus Hawkwood, quien, en efecto, vendió la independencia de los hombres libres de Sulatto. El barón planeó recomprarla a un precio más bajo tras la guerra, pero tanto él como el líder del gremio encargado de las negociaciones murieron en el conflicto (el último en circunstancias misteriosas en uno de los asteroides).

Poco tiempo después de la muerte del caudillo del gremio, los propulsores de la Sulatto se averiaron cuando una lanzadera Auriga estaba aterrizando. Los propulsores se encendieron indebidamente justo cuando la lanzadera estaba en medio del hangar. El resultado fue la destrucción de la nave y la muerte de su tripulación. Aún no se sabe qué causo la avería de los propulsores.

Otro desafortunado suceso tuvo lugar cuando un dirigente Auriga pasó por la estación de camino a Leminkainen. Se dirigía al planeta para llevar a cabo unas negociaciones con los Hawkwood, pero en la estación ya había un asesino Decados que asesinó al dirigente e impidió el acuerdo.

Estos incidentes son los más famosos, pero ha habido muchos más, aunque menores, en la historia de la Sulatto. La mayoría de los Aurigas evitan este lugar si les es posible, pues creen que está maldito para ellos. Sin la presencia Auriga, los mercados de la Sulatto están en sus horas más bajas y, por lo general, las naves que transportan el mineral refinado al planeta son de propiedad Hawkwood.

En la actualidad sólo unas 100 personas habitan en la estación, aunque casi todas ellas son relativamente acaudaladas. Todos los corredores de la Sulatto están iluminados por algún tipo de tecnología de la Segunda República que emula los ciclos solares de un planeta. En el centro de la estación hay un parque artificial relativamente grande con un lago.